martes, 17 de abril de 2012

DESÁRMAME... TIEMPO

Desármame…
tiempo,
desde las alturas,
idas… y venidas.
Redúceme a polvo,
pero embriágame,
sedúceme el angosto
del paisaje tenebroso
Alcánzame
las inquietas manos agrietadas
de atrapar nubes,
sueños en el horizonte.

Aún tengo voz y risa
para amar tus agujas
desvanecidas,
desposeídas.
Aún.

Mas seré olvido,
tan oscuro
de tu polvo en mis canas.
Seré herrumbre
en mi sangre.

Y no hallaré consuelo
con el vaivén de las olas
nocturnas de la luna,
tan sólo en la niñez
de las almas
en la lucidez de la infancia,
juventud,
mágico incoloro,
que no regresarás
a mi casa,
ya no,
porque lloraré
la angustia
de horas perecederas,
cuando aparezcas
en luces de neón.

2 comentarios:

Rosario Sánchez (Gadeira) dijo...

Qué bonita Paco. Qué bonita

Paco Velázquez dijo...

Gracias, Rosario. Gracias.