martes, 27 de mayo de 2014

MI ROSA ENGALANADA


Haciéndome lacitos rosas
en mi corazón vespertino,
abrazándome con tu mirada
de ojitos de luna iluminada,
paladeando las nubes vírgenes
sobre las que vuelan sílfides
y entre mis vívidas manos juegas,
mi niña de la libertad imaginada.

Te quiero y te quiero,
entre un mar de estrellas aladas
de las voces de la fantasía
y canciones dulcemente hechizadas,
con tus pestañas de colores
y los pétalos almibarados…

Que te reverencian duendes y hadas,
princesas y reinos de arcoíris,
y un mar de olas de plata…

Llévame, mi niña Rosa,
por un laberinto de setos primores,
en el que descubramos sendas maravillosas,
misterios deshojados y nacaradas conchas,
árboles aterciopelados y multicolores,
aromas de imposibles flores,
de cálidos y jugosos néctares,
llenitos de golosinas sabrosas
y de regalices policromados…

Ven, mi Rosa engalanada,
mi dulce niña tanto amada.
Parpadéame con tu sonrisa,
abanícame con tu cabello
y envuélveme de cálido manto,
de azules amapolas rociadas,
que reflejen mi asombro y tu encanto,
tu hermosura de miel y amaranto.

Acompáñame los atardeceres rojos,
pintados en el lienzo de tus ojos,
que de óleo ya recubres gozosa,
mis anhelos y esperanzas arrancas,
mariposa de alas blancas,
mi niña, niña Rosa,
de tu mirada amor me mojo
esta tarde de luz esplendorosa.
 
 

7 comentarios:

Lola Fontecha dijo...

Muy lindo amor de padre, que las madres no tenemos la exclusividad.

Paco Lainez dijo...

Hermosos y delicados versos.


Saludos desde El Bierzo

Paco Lainez dijo...

Hermosos y delicados versos.

Saludos desde El Bierzo

Paco Velázquez dijo...

Gracias, mi Lola, yo, padre, me siento madre y padre.

Mercedes OS dijo...

¡¡¡Ayyyy!!! padrazo y poeta. Qué suerte tu niña con tenerte como papá.Besos compañero. Muy lindo.

Paco Velázquez dijo...

Gracias, tocayo, me llegan al corazón tus comentarios.

Paco Velázquez dijo...

Gracias, Mercedes, por tus palabras.