jueves, 18 de abril de 2013

HE VUELTO


He guardado mis viejas ropas

y he sacado a pasear

mis mejores vestidos primaverales

y me he echado a la calle

con mis mejores andares.

 

Mi mejor sonrisa,

he vuelto a caminar

por las angostas calles

con la alegría en la boca.

Con un solo de saxo

tomé mis bártulos

y el placer que me provoca

me zarandeó el alma.

 

He vuelto a escuchar

mis mejores canciones,

y mis ansias ávidas

de nuevas ilusiones.

 

He visto mares diferentes

de naves con velas blancas,

sorprendiendo ilusionantes miradas.

 

He vuelto a mirar

las estrellas fugaces

y he hecho las paces

con el romero y la jara,

por calmar la sed

de ríos y amaneceres.

 

He vuelto a mis quehaceres diarios,

a recorrer largos caminos

por entre los olivos.

He vuelto a gozar el néctar

de vinagretas y crujientes verdades,

y necesitar luz en la oscuridad.

 

Enciéndeme la luz

en la nocturnidad del azul.

He vuelto a regalar al día flores y besos,

mariposas y versos.

 

Porque he vuelto

a sentir sentires,

a rimar poemas,

a esperar reíres,

a tararear canciones,

a saborear zumos de alegría,

canciones recordadas al despertar,

a abrir candados y cerrojos oxidados.

 

Y a mirar tus ojos

y a olvidar el café

sobre la mesa.

A quedarme con la boca abierta,

a abrir de nuevo las puertas.

Para amarte

y hacer del atardecer

lo más grande para tus ojos mimados.

1 comentario:

Lola dijo...

Que lindo diossssssssss, volver siempre a sentir, que la vida es muy corta para desperdiciarla en boberias...