sábado, 6 de abril de 2013

RUGIDO PERPETUO

Porque la mirada impía
se meció en mis ojos
esta tarde de exabruptos,
acallando soles,
enhebrando desesperanzas…,
torceré mi gesto a la tormenta
y gritaré hasta romper
el ruido ronco (restregado)
en un rugido perpetuo.

1 comentario:

Lola dijo...

Hay días que gruñir es lo mejor que podemos hacer, nada es comprensible, nada entendible, la vida se hace irrespirable y ello tuerce el gesto.